La Incapacidad Permanente Parcial.

¿Cómo, cuándo, por qué motivos se accede a la prestación económica por Incapacidad Permanente Parcial?

En este apartado profundizaremos en los diferentes tipos de Incapacidad Permanente que existen, concretamente hablaremos de la Incapacidad Permanente Parcial.

La Incapacidad Permanente (IP) se define como la situación en la que se encuentra una persona que total o parcialmente está incapacitada para trabajar de forma presumiblemente definitiva, ya sea en su profesión habitual o no.

Existen 4 grados en los que se clasifica la IP y que sirven para establecer qué tipo de prestaciones son las más adecuadas a la persona.

  1. Incapacidad Permanente Parcial para la profesión habitual: ocasiona al trabajador una disminución en su rendimiento normal para dicha profesión que debe ser superior al 33%, aunque no le impide dedicarse a lo mismo o a otra profesión.
  2. Incapacidad Permanente Total: impide a la persona realizar dicha profesión, pero puede dedicarse a otra diferente.
  3. Incapacidad Permanente Absoluta para todo tipo de trabajo: impide a la persona cualquier trabajo.
  4. Gran Invalidez: la persona necesita la asistencia de otra persona para realizar las Actividades Básicas de la Vida Diaria (ABVD) a causa de pérdidas anatómicas o funcionales.

Prestaciones asociadas a cada tipo de IP:

IP Parcial para la profesión habitual: los requisitos que se solicitan a la persona son los siguientes:

  • Estar de alta o asimilada (Situaciones asimiladas al alta)
  • Si es por contingencias comunes, debe tener menos de 65 años de edad.
  • En caso de contratos a tiempo parcial, de relevo y fijo discontinuo se tendrán en cuenta sólo las cotizaciones realizadas en función de las horas trabajadas, sean ordinarias o complementarias, y calculando su equivalencia en días teóricos de cotización.
  • Si la Incapacidad Permanente Parcial se produce por una Enfermedad Común se tendrán en cuenta 1800 días de cotización (lo que equivale a casi 5 años) dentro de los últimos (e inmediatamente anteriores) 10 años.

          - Es muy importante en este caso, continuar inscrito como demandante de  empleo aunque no se cobre prestación ni subsidio porque durante este tiempo se está protegido. Hablaremos sobre esta cuentión en la explicación sobre el alta real y la asimilada.

  • Si la Incapacidad Permanente Parcial se produce por Accidente no Laboral, Laboral o Enfermedad Profesional, no se requiere periodo mínimo de cotización.
  • Si se ha trabajado en puestos que ofrecían riesgo a enfermedades profesionales y se solicita la Incapacidad Permanente derivada de estos puestos, no hace falta encontrarse en situación de alta o asimilada.

¿Qué y cómo se cobra la prestación por Incapacidad Permanente Parcial?

La prestación económica por Incapacidad Permanente Parcial es una indemnización que se paga a la persona beneficiaria en una sola vez y que comprende, la cantidad que se percibia o percibiría por Incapacidad Temporal (consulta Incapacidad Temporal) multiplicada por 24 mensualidades. La indemnización se encuentra sujeta a retención de IRPF.

Solicitud de la Incapacidad Permanente Parcial:

Debemos presentar el formulario y la documentación en original y copia o bien con copia compulsada.

  • DNI/NIE en vigor.
  • Documento que acredite la representación legal, si es el caso.
  • En caso de Enfermedad Común, debe adjuntarse el justificante del pago de las cotizaciones de los último 3 meses, siempre y cuando se sea el responsable de dicho pago.
  • En caso de Accidente Laboral o Enfermedad Profesional, debe presentarse el parte administrativo del accidente o de la enfermedad y el certificado empresarial de salarios reales del año anterior.
  • Formulario de solicitud.

El formulario de solicitud puede presentarse en cualquier oficina del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) o bien en las denominadas Oficinas de Registro, que son utilizadas legalmente para hacer llegar a la Administración cualquier solicitud. Son las siguientes:

  • Los registros de cualquier órgano administrativo que pertenezca a la Administración General del Estado
  • Los registros de cualquier órgano admnistrativo que pertenezcan a las Administraciones de cualquier Comunidad Autónoma*
  • Los registos de las Entidades locales que hayan suscrito el oportuno Convenio de colaboración (los convenios de "Ventanilla Única").
  • En las oficinas de Correos, en la forma que reglamentariamente se establezca.
  • En las representaciones diplomáticas u oficinas consulares de España en el extranjero.
  • En cualquier otro que establezcan las disposiciones vigentes.
 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información en nuestra Política de privacidad y cookies. Ver política