El copago sanitario

El nuevo sistema de copago sanitario implantado en España a raíz del RDL 20/2012 de 13 de julio establece que las personas que estarán cubiertas por el Sistema Nacional de Salud serán los asegurados y sus beneficiarios.

La condición de asegurado se obtiene si se es:

  • Trabajador por cuenta ajena o por cuenta propia afiliado a la Seguridad Social y en situació e Alta o Asimilada.(Situaciones asimiladas al alta)
  • Pensionista del sistema de la Seguridad Social.
  • Perceptor de cualquier otra prestación periódica de la Seguridad Social, incluidos la prestación y el subsidio por desempleo.
  • Desempleado sin prestación o subsidio por desempleo, sin acreditar la condición de asegurado por cualquier otro motivo.
  • Nacional o de la UE, del Espacio Económico Europeo o de Suiza, residente en España; los extranjeros con autorización para residir en España, siempre que no se supere el límite de ingresos establecido reglamentariamente.

La condición de beneficiario se obtiene en cualquiera de los siguientes casos, siempre que se resida en España:

  • Cónyuge del asegurado o en relación análoga.
  • Ex cónyuge a cargo del asegurado (con pensión compensatoria).
  • Descendientes y asimilados a cargo del asegurado que sean menores de 26 años o con discapacidad igual o mayor del 65%.

Si no se es asegurado ni beneficiario es posible suscribir un Convenio Especial con la Seguridad Social.

Este Convenio Especial debe ser presentado en una de las Oficinas de la Seguridad Social que hay en todas las comunidades autónomas, consúlta aquí la más cercana, o bien en una Oficina de Registro que hay en todo el territorio nacional y que están acreditadas para gestionar cualquier trámite.

La asistencia sanitaria para personas extranjeras no residentes se dará en situaciones de urgencia y hasta el alta médica, durante el embarazo, el parto y el postparto. Para extranjeros menores de 18 años será igual que para los nacionales.

A raíz de la nueva normativa, el ciudadano debe pagar una parte del medicamento que compra en la farmacia en función de la renta que se posee. Para establecer qué porcentaje corresponde pagar a cada uno, se tiene en cuenta la Declaración de la Renta de las Personas Físicas del pasado año, y se revisarán los importes anualmente.

De esta manera:

- Las personas que dispongan de una renta superior a 100.000€ anuales deben hacer frente al pago del 60% del PVP del medicamento.

- Aquellos que cobran entre 18.000€ y 100.000€ anuales, pagaran el 50% del medicamento.

- Los pensionistas que cobren menos de 100.000€ al año pagaran el 10% del PVP y finalmente

- Aquellos que no están incluidos en ninguno de los 2 supuestos primeros, aportaran el 40% del PVP del medicamento.

De la misma forma se establecen unos topes máximos de aportación para los pensionistas teniendo en cuenta la renta:

  • Menos de 18.000€ al año: 8€ al mes.
  • De 18.000€ a 100-000€ al año: 18€ al mes.
  • Más de 100.000€ al año: 60€ al mes.

Si la cantidad que finalmente aporta el ciudadano es superior, su comunidad autónoma le reintegrará la diferencia cada 6 meses como máximo.

EXENTOS de aportación:

  • Afectados de Síndrome tóxico y personas con discapacidad en los supuestos contemplado en su normativa específica.
  • Perceptores de Rentas de Integración Social.
  • Perceptores de prestaciones no contributivas.
  • Parados sin subsidio de desempleo.
  • Personas en tratamiento por accidente laboral o por enfermedad profesional.

El nivel de aportación de los mutualistas y clases pasivas de la Mutualidad General de Funcionarios Civiles del Estado, del Instituto Social de las Fuerzas Armadas y la Mutualidad General Judicial será del 30%.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información en nuestra Política de privacidad y cookies. Ver política